¿Cuál es el objetivo de etiquetar? ¿Es tan necesario para comprender? ¿Hasta qué punto nos limita?

Creo que cuando somos etiquetados, nos atribuyen modos de conducta, de pensamiento, ser-en-el-mundo, somos a partir del momento en el que somos determinados como mujer/hombre heterosexual, homosexual, transexual, pansexual, no-binario, demisexual, etc. A partir de ahí nadie puede moverse, porque salir de la etiqueta que está determinada en la sociedad genera confusión y ansiedad (al otro y por ende a uno).

Yo creo que tenemos una mente muy lineal, que aún no ha terminado de evolucionar, pero hace un esfuerzo y eso se ve actualmente en los jóvenes y niñes. La mente lineal aún nos exige que todo cierre perfectamente, tenga una categoría, un conjunto de atributos y características, que sea entendido y comprendido por la sociedad, que siempre se vaya de un punto a otro de esa línea.

Es tan importante como el otro nos lee, que supeditamos nuestra naturaleza diversa en pos de que la sociedad nos comprenda, nos determine y seamos reconocidos como parte de.

Creo evolucionar sería dejar de lado la linealidad y convertir las concepciones en una nebulosa a modo de átomo, donde nos podemos ubicar en cualquier parte, sin ser más, ni menos y podemos transportarnos a otro parte con solo un cambio.

Otra de las molestias que nos causan las etiquetas es la idea de que las consideramos como sentencias y muchas veces surgen con esa intención, pero está en nosotros comprar esa idea. Nuestra mente es capaz de rebatir la idea del otro, nuestro sistema de defensa es increíble, y no deja entrar ciertas ideas (intentar modificar a un religioso, ateo, franquista, misogino), tb lo podemos hacer nosotres cuando se nos intenta encasillar, encuadrar, encerrar en cierta idea.

Seguimos diciendo, “no me gusta etiquetar, pero soy….” estoy más a favor de quitar el “pero” y cambiar por un “no creo que haya una etiqueta que pueda definirme, y de haberla sería momentánea ¿Tan necesario lo crees para relacionarte conmigo?”